París en tres días

Si vas a visitar París en tres días, te proponemos este completo itinerario donde hemos incluido los lugares más famosos y algunas recomendaciones especiales para que optimices al máximo tu tiempo.

Itinerario para ver París en 72 horas

Aunque París da para mucho, tres días pueden ser suficientes para sumergirnos de lleno en el ambiente de la ciudad y disfrutar de todo lo que ofrece. ¿Te animas a conocer París en 72 horas?

Primer día en París

Esperamos que te hayas levantado con los pies preparados para la acción y muchas ganas de conocer París porque en nuestro primer día vamos a caminar mucho, mucho.

Mañana

Arco del Triunfo de París

Arco del Triunfo de París.

Comenzaremos nuestra ruta en el Arco del Triunfo (metro Charles de Gaulle-Etoile, líneas 1, 2 y 6). Te aconsejamos subir para ir abriendo boca: una vez arriba, podrás contemplar las grandes avenidas que parten desde aquí dividiendo el centro de París, el distrito financiero de La Defense y, cómo no, la famosa Torre Eiffel. Pero esta visita tendrá que esperar a mañana ;)

Desde el Arco del Triunfo bajaremos por la avenida de los Campos Elíseos, recorriendo la principal arteria comercial de París. Aunque la mayoría de las tiendas son de lujo, también encontrarás muchas otras de marcas conocidas y no tan prohibitivas.

Antes de llegar al final de los Campos Elíseos podremos contemplar, a mano derecha, los edificios del Petit Palais y del Grand Palais, que acogen exposiciones temporales. Junto a ellos se extiende una de las mayores plazas de París, la Plaza de la Concordia, con su enorme obelisco.

Desde aquí vamos a girar a la izquierda para subir por la Rue Royale hasta la iglesia de la Madeleine. En el camino encontrarás Ladurée, una de las pastelerías más emblemáticas de París, con sus característicos toldos color menta. Si quieres comprar alguna delicatesse francesa o unos macarons tan caros como exquisitos, este es el sitio (cuidado, que atrapa).

Iglesia de la Madeleine

La Iglesia de la Madeleine.

Si quieres, puedes entrar a la Madeleine. Si no, te aconsejamos que sigas por la parte trasera de la iglesia hacia la Rue de Sèze. Llegarás en pocos mi minutos a una intersección de varias calles: gira a la derecha para bajar por la Rue Cambon. ¿Que hay muchas limusinas? Claro, estás frente a la mítica tienda de Chanel ;)

Si tienes hambre, puedes comer algo en alguno de los cafés que hay por aquí. No te asustes: aunque sea una zona de tiendas de lujo, hay muchas opciones para comer para todos los bolsillos.

Tarde

Desde la Rue Cambon gira a la izquierda para seguir por la Rue Saint Honoré. Es una de las calles más de moda en París, donde se encuentra una de las tiendas favoritas de los apasionados de la moda y el diseño, Colette, y también cercana a la Plaza Vendôme.

Interior de la tienda Colette

Colette es una de las tiendas de referencia en París.

A partir de aquí, dos alternativas:

  • Visitar el Museo del Louvre: avanza por la Rue Saint Honoré hasta desembocar en el Museo del Louvre (10 minutos), a cuya visita puedes dedicar el resto de la tarde. Recuerda que si la haces coincidir con un miércoles o viernes, el museo está abierto hasta las 21:45 horas y podrás aprovecharla mejor.
  • Seguir callejeando: atraviesa la Place Vendôme y sube por la Rue de la Paix hasta alcanzar la Ópera Garnier. Para obtener la mejor perspectiva, entra en las cercanas Galerías Lafayette y, tras maravillarte con su cúpula de colores, sube hasta el último piso y asómate a la terraza. ¡La Torre Eiffel vuelve a saludarte al fondo! Si aún te quedas ganas de caminar (venga, solo un poco más), baja por la animada Avenue de l’Opéra hasta salir a la explanada del Museo del Louvre. Aprovecha para hacerte unas cuantas fotos junto a su polémica pirámide y pasa bajo el Arc de Triomphe du Carrousel, que por las tardes goza de una luz especial, para adentrarte en los Jardines de las Tullerías y poner punto y final a este primer día en París.

Segundo día en París

Mañana

Sí, ya ha llegado el momento, ¡hoy toca subir a la Torre Eiffel! Coge el metro hasta la estación de Trocadero y sigue a la multitud: ahí la tienes, en todo su esplendor, frente a ti. ¿A que es más grande de lo que parecía? Si has sacado las entradas con antelación como te recomendábamos en nuestro artículo sobre la Torre Eiffel, dirígete a la entrada sin colas y prepárate a vivir una de las mejores experiencias en París. Cuando llegues al mirador superior lo entenderás.

Torre Eiffel

Torre Eiffel.

Ahora que ya podemos ponerle el tic al icono por excelencia de París, vamos a encaminarnos hacia uno de los barrios con más ambiente de la ciudad: el barrio Latino. Desde el Campo de Marte, bajo la Torre Eiffel, daremos un paseo de una media hora hasta los Jardines de Luxemburgo. Si vas bien de tiempo puedes aprovechar para visitar Los Inválidos o el maravilloso Museo Rodin, ya que pasarás muy cerca.

Desde el Museo Rodin, continúa caminando por la Rue de Varenne hasta llegar al Boulevard Raspail (y si ya te ruge el estómago, busca alguna brasserie donde hacer una pausa y sentarte a comer).

Tarde

Desde el Boulevard Raspail toma la Rue de Sévres, gira en la segunda calle a la derecha y en apenas 5 minutos llegarás hasta la Iglesia de Saint Sulpice, una de las más bonitas de París.

Si caminas 5 minutos más, desembocarás en los Jardines de Luxemburgo, nuestro parque favorito en París. Aprovecha para hacer un descanso antes de continuar hacia el Panteón Nacional; por el camino te encontrarás con la Universidad de la Sorbona. Te recomendamos entrar al Panteón y visitar las criptas, donde están enterrados los grandes protagonistas de la historia y cultura de Francia.

Al salir, no dejes de asomarte a la pequeña pero muy bonita Iglesia de Saint-Étienne-du-Mont.

Iglesia de Saint-Étienne-du-Mont

Iglesia de Saint-Étienne-du-Mont.

Si lo prefieres, en lugar del Panteón puedes acercarte al Museo Nacional de la Edad Media, también muy cerca de la Sorbona. Es una auténtica joya para cualquier amante de la historia y uno de los más prestigiosos de Europa en su categoría.

Para terminar el día, te recomendamos dejarte llevar por las callejuelas del barrio latino (los principales ejes son la Rue Mouffetard, la Rue Monge y la Rue des Écoles) y cenar por allí.

Si te apetece caminar un poquito más, desde la Sorbona avanza hasta salir al Boulevard Saint-Germain, lleno de tiendas y restaurantes. Sigue en dirección al Sena por la Rue Saint-Jacques y después por la Rue du Petit Pont. Antes de cruzar el puente, gira a la derecha por la Rue de la Bûcherie, donde a dos pasos verás la encantadora librería Shakespeare & Co., probablemente la más famosa de París.

Ahora sí: cruza el puente para obtener una de las vistas más bonitas de París: la Catedral de Notre Dame iluminada de noche. Mañana la veremos desde otra perspectiva ;)

Tercer día en París

Empezaremos nuestro tercer y último día en París en la Isla de la Cité, la parte más antigua de París.

Mañana

Si tienes pensado subir a las torres de Notre Dame para ver de cerca a las gárgolas más fotografiadas de París, empieza tu visita por aquí (recuerda que la entrada a las torres está en uno de los laterales de la catedral).

Después, dirígete a la cerca Plaza Louis Lepine para echar un vistazo al mercado de flores (si es domingo, habrá también pájaros de lo más exótico) y, después, ve a visitar la Sainte Chapelle, que está prácticamente al lado.

Mercado de Flores de París

Mercado de Flores de París.

Continúa el paseo yendo hacia La Conciergerie, que puedes visitar por dentro. Si no te apetece entrar, cruza el puente frente a ella para salir de Isla de la Cité.

Tarde

Después de comer, te proponemos dos planes diferentes en función de cómo quieras pasar tus últimas horas en París:

  • Compras y merienda en Le Marais: desde el puente, dirígete hacia la zona del Hotel de Ville y el Centro Pompidou. Puedes visitar este último o continuar callejeando por el barrio de Marais, lleno de bonitos cafés, boutiques de diseño y elegantes parques.Llega hasta la Place des Vosgues, donde puedes sentarte a tomar un café con unos crepes, relajarte paseando entre sus hileras de árboles o visitar la Casa de Victor Hugo. Para terminar el día, dirígete hacia Bastille. En los alrededores de la Plaza de la Bastilla puedes cenar a buen precio y la oferta de restaurantes es muy amplia.

Place du Tertre

La Place du Tertre.

  • Paseo por Montmartre: coge el metro hasta Pigalle y, tras hacerte un par de fotos junto al emblemático Moulin Rouge que verás al salir, adéntrate en Montmartre. Puedes subir a pie por las escaleras que rodean la Basílica del Sacre Coeur o en el funicular de Montmartre.Si vas justo de tiempo o no tienes muchas ganas de caminar, utiliza el Montmartrobus, con parada en todos los lugares de interés de este pintoresco barrio donde se rodó Amélie. En Montmartre, además de la bulliciosa Place du Tertre, encontrarás otros atractivos como el museo dedicado a Dalí (Dalí Espace Montmartre) o el Musée de la Vie Romantique.

Recuerda que, si tienes tiempo alguno de estos tres días, también puedes subir a la Torre de Montparnasse para disfrutar de las mejores vistas de la Torre Eiffel; visitar el Cementerio Pere-Lachaise, donde se encuentran enterrados personajes como Édith Piaf o Jim Morrison, o perderte por el Mercado de las Pulgas en busca de alguna ganga.
Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter