París en Navidad

Son muchos los viajeros que deciden visitar París en Navidad. Y es que a pesar del intenso frío, la ciudad de la luz luce su mejor cara durante esta época del año: los escaparates se engalanan, los puestos de ostras y champán inundan las calles y la Torre Eiffel se ilumina para deleite de los turistas que posan frente a ella con la nariz colorada y forrados de ropa.

Desde mediados de noviembre hasta principios de enero, la capital francesa celebra las Navidades por todo lo alto y cualquier momento es bueno para hacer una escapada a París solos o en pareja, con amigos o en familia: te garantizamos que París es una de las mejores ciudades europeas para pasar la Navidad y que la experiencia será inolvidable. Joyeux Noël!

Qué hacer

En París nunca faltan planes, pero en Navidad se disfruta de un ambiente especial en la ciudad, y hay muchas cosas más que hacer y que ver. Aquí van nuestras sugerencias.

Subir a la pista patinaje de la Torre Eiffel

Como un viaje a París no sería un viaje a París sin subir a la Torre Eiffel, aprovecha que durante las Navidades se instala en ella una pista de hielo elevada (cuyo acceso ya está incluido en la entrada a la torre) para patinar en un entorno único. Es obligatorio llevar guantes, pero los patines te los alquilan allí de forma gratuita.

En la pista de patinaje de la Torre Eiffel hay sillitas adaptadas para bebés y también para personas con movilidad reducida.

Además, la pista cuenta con un bar al que se puede acceder tanto con patines como sin ellos (por si no tienes muy buen equilibrio…) y disfrutar de un chocolate calentito con París a tus pies.

…o patinar frente a ella

En Trocadero se instala también todas las Navidades una pista de hielo con vistas privilegiadas a la Torre Eiffel. ¿Suena bien, verdad?

Ver la iluminación de Navidad

París puede presumir de contar con una de las iluminaciones de Navidad más bonitas del mundo, pues desde noviembre hasta principios de enero sus calles y comercios se decoran de forma muy especial para celebrar estas fechas. Habitualmente es algún personaje famoso quien inaugura el alumbrado navideño, que está encendido desde media tarde hasta bien entrada la madrugada.

Vayas donde vayas, en cualquier parte de la ciudad verás cada rincón lleno de lucecitas de colores: la iluminación más impresionante es, sin duda, la de los Campos Elíseos, cuya avenida, con sus casi 400 árboles iluminados, tiene un aspecto totalmente mágico.

Posar junto al árbol de Navidad de la Catedral de Notre Dame

Frente a la entrada principal de Notre Dame se instala todos los años un enorme árbol de Navidad que confiere al conjunto una imagen muy entrañable. ¡No te lo pierdas!

y asistir a una misa de Navidad

Independientemente de que seas o no religioso, las misas de Nochebuena y el día de Navidad en la Catedral de Notre Dame te harán vivir como un parisino la Navidad. La noche del 24 de diciembre son varios coros los que acompañarán la velada, mientras que el 25 la gran campana bautizada como Emmanuel resonará varias veces por todo París.

Qué ver

Si te apetece algo más relajado, como simplemente pasear y sumergirte en el ambiente navideño de París, te proponemos que eches un vistazo a las siguientes propuestas.

Contemplar los belenes

En prácticamente cualquier iglesia de París se instalan belenes para celebrar la Navidad. Los hay a escala real, más tradicionales o más modernos, pero los más hermosos los encontrarás en la Iglesia de la Madeleine y la Catedral de Notre Dame.

Pararse frente a los escaparates de los grandes almacenes Primtemps y de las Galerías Lafayette

Todos los años, los escaparates de ambos almacenes parecen competir por ver quién atrae más visitantes a pegar la cara a sus cristales: la decoración de Primtemps suele ser más sofisticada, patrocinada siempre por grandes diseñadores y marcas de prestigio, mientras que la de las Galerías Lafayette es más vistosa, más orientada a los niños y más típicamente navideña. Dentro de las Lafayette encontrarás también el mítico (y gigante) árbol de Navidad que instalan todos los años.

Perderse en el Bosque Encantado de la Place Vendôme

La Place Vendôme, una de las zonas más elegantes y exclusivas de París, cuenta con su propia decoración navideña: todos los años instala lo que llama un “bosque encantado”, en el que varios árboles de luz decoran la plaza y decenas de ramas iluminadas inundan sus fachadas.

Mercadillos navideños en París

Existe una amplia oferta de mercados de Navidad en París. Suelen abrir a mediados de noviembre y están hasta la primera semana de enero, venden todo tipo de productos y están compuestos por casetas de madera que recuerdan a los típicos mercados navideños centroeuropeos.

Durante las Navidades de 2015 los mercadillos navideños de París están abiertos desde el 14 de noviembre hasta el 4 de enero de 2016 (algunos no abren hasta el 1 de diciembre).

El más famoso es el mercado de Navidad de los Campos Elíseos (Marché de Noël Champs Élysées), pero prácticamente en cualquier barrio de París encontraréis un mercadillo navideño: cerca de la Catedral de Notre Dame tenéis el mercadillo de la Plaza René Viviani, y también encontraréis mercados de Navidad junto a la iglesia de Saint-Germain-des-Prés, la Places des Abbesses (en Montmartre), Trocadero, La Défense (uno de los mayores mercadillos navideños de París), frente a la torre de Montparnasse (especializado en comida) y en la Place de la Nation.

Todos ellos son una buena oportunidad para comprar algún regalo u objeto para decorar tu casa en Navidad: encontrarás desde adornos para el árbol hasta juguetes, productos típicos franceses o comida callejera (y con el frío que hace en París un vino caliente, unas galletas de jenjibre o una sopa gratinada no vienen nada mal).

Pasar la Nochevieja en París

¿Te imaginas recibir el Año Nuevo en París frente a la Torre Eiffel iluminada, con un espectáculo de fuegos artificiales como colofón? Pues es posible si vas a pasar la Nochevieja en París :)

Eso sí, si quieres disfrutar de este espectáculo sin problemas, tendrás que acudir temprano para coger sitio (y no olvides llevarte las uvas de casa… porque los parisinos reciben el nuevo año brindando con champán).

Encontrar un restaurante donde cenar en París en Nochevieja puede convertirse en todo un reto, pues los precios se disparan y los mejores locales exigen reservas con meses de antelación. Aún así, siempre puedes encontrar algún sitio donde tomar algo sin reserva previa, por ejemplo por la zona del barrio latino.

Otro buen plan, si estás alojado en un apartamento, es montarte una buena cena por tu cuenta (aprovecha para hacer acopio de quesos, vinos y patés en cualquier supermercado) y salir después para dar la bienvenida al año nuevo desde los Campos Elíseos o la Torre Eiffel.

Si quieres tirar la casa por la ventana, puedes contratar una cena en alguno de los bateaux (barcos) que navegan por el Sena, que ofrecen menús de Nochevieja con fiesta posterior (a partir de 150 € los más modestos) o disfrutar de una cena con espectáculo en el mítico Moulin Rouge.

Si tu presupuesto para pasar la Navidad en París es muy ajustado, no te preocupes: pasear la última noche del año por París, contemplar sus grandes monumentos iluminados e impregnarse del ambiente festivo de la ciudad ya es un verdadero placer.

¿Qué hacer el día de Año Nuevo?

El 1 de enero, como sucede en cualquier otra ciudad, cierran en París la mayoría de comercios y atracciones turísticas. No obstante, siempre quedan cosas que hacer: aprovecha para visitar sin prisas alguno de los museos que abre el día de Año Nuevo, como el Museo de Orsay, o date una vuelta por la orilla del Sena atravesando sus puentes (si hace mucho frío, puedes contratar un paseo en barco y dejarte llevar).

Navidad en París con niños

Pasar unas Navidades en París en familia es una muy buena idea y seguro que será un viaje que recordaréis durante muchos años.

Por toda la ciudad hay actividades pensadas especialmente para niños, como la gran noria que se instala en la Plaza de la Concordia, o los tiovivos que se distribuyen por todo el centro de París (y que, por cierto, son gratuitos) o la pista instalada junto al ayuntamiento, frente al Hotel de Ville, para tirarse en trineo.

Y si los más pequeños han sido buenos este año, podéis llevarlos a ver la espectacular cabalgata de Disneyland París. ¡Seguro que no lo olvidarán en la vida!

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter